Elecciones 2013 en Italia, se enfrentarán cinco fuerzas politicas

elezioniEn el último mes en Italia ha pasado de todo a nivel político. Después un año de gobierno Monti, apoyado por una extraña mayoría formada por la vieja coalición de Berlusconi y por el Partito Democrático (centro-izquierda), la proximidad de las elecciones ha revolucionado muchas cosas.

El 5 de diciembre Berlusconi ha decidido volver a la vida política, retirando la confianza a Monti, que dimitió el pasado 21 de diciembre. En pocas semanas los italianos han asistido a la vuelta de Berlusconi por sexta vez en 18 años, algo que ha creado tensiones también a nivel internacional.

A partir de diciembre Berlusconi ha “ocupado” las televisiones y las radios del país, apareciendo a cada hora con una nueva postura con la cual espera lograr un buen resultado: un duro ataque a las políticas de Monti (especialmente el nuevo impuesto sobre los pisos, el IBI) y a la austeridad de la canciller Merkel. Una manera demagógica para atraer a sus viejos electores, que lo han abandonado después de los últimos escándalos. A pesar del bombardeo mediático, que ha sido duramente condenado por las oposiciones, las encuestas dan al Partito della Libertà entre el 15 y el 18%, muy lejos del 38% que logró en 2008.

Lo que hizo fuerte a Berlusconi en las elecciones de 2008 fue su alianza con el partido de la Lega Nord, que en 2008 tomó el 8% de votos.
También este partido vive hoy una dura pérdida de votos debido a escándalos de corrupción. El 7 de enero Berlusconi, después de días de encuentros ha logrado pactar otra vez un acuerdo. Algo que podría llevar a la derecha nuevamente al poder en la Región de Lombardía (la región de Milán), y de esta manera influenciar la composición final del Senado (la segunda corte italiana junto con la Cámara, que es elegida en base al voto regional, mientras que la Cámara en base a 27 circunscripciones).

partito democratico_bersaniEl ganador virtual de las elecciones que se celebrarán el 24 y 25 de febrero de 2013 será, según dicen todas las encuestas, la coalición de centro-izquierda formada por el Partido Democrático aliado con Sinistra Ecologia e Libertá (Izquierda, Ecología y Libertades) y con otros partidos menores como los socialistas. Si se votara hoy, el centro-izquierda tomaría casi el 40% de votos. Gracias a la ley electoral actual este resultado permitiría a la coalición liderada por Pierluigi Bersani (elegido al principio de diciembre en las primarias) tener amplia mayoría en la Cámara. El problema, como ya se ha dicho, sería el Senado. Hay que recordar también que en Italia las dos Camaras tienen el mismo poder (bicameralismo perfecto).

Siempre en este último mes se ha aclarado también la postura de Monti, que hasta hace pocas semanas había prometido quedarse al margen del juego político italiano. El 26 de diciembre, Monti ha anunciado su presentación a las elecciones con una agenda llamada “Agenda Monti”. Hasta el momento la coalición tomaría solamente alrededor del 10%.

Y hasta aquí son ya tres fuerzas políticas, en un país, Italia, donde en los últimos veinte años la competición electoral se había jugado en un sistema bipolar (centroizquierda y centroderecha).

El cuarto polo es constituido por el Movimento 5 Stelle (cinco estrellas) de Beppe Grillo, nacido en internet como protesta contra la clase dirigente italiana, para hacer “piazza pulita” de políticos y llevar el Parlamento a “la ciudadanía”.
El Movimiento, que se ha convertido en el primer partido en las elecciones del pasado octubre en Sicilia, ha bajado ligeramente en las encuestas, situándose hoy entre el 12 y el 14%. Ha perdido votos debido a problemas internos, sobre todo por la falta de democracia denunciada por algunos militantes. Aùn asì conserva un respaldo importante por parte del electorado.

ingroia-rivoluzione-civile-300x201El quinto polo es otra novedad de este último mes tan turbulento para la política italiana. Ha nacido la lista “Rivoluzione civile”, liderada por el ex fiscal Pietro Ingroia, que se ha presentado solamente hace dos semanas. Se trata de una lista que une tanto a partidos de izquierda radical como Rifondazione Comunista, al partido de Italia dei Valori del ex fiscal Antonio Di Pietro, pero sobre todo está abierto a la sociedad civil. 

Rivoluzione Civile critica fuertemente la política de Monti y Berlusconi pero también critica la postura del PD, demasiado abierta a una futura colaboración con el Centro de Mario Monti. En su programa hay mucha antimafia, la reintroducción de normas en defensa del trabajo, el no a las misiones militares y a obras como la TAV.

En pocos días el nuevo movimiento ha encontrado gran éxito, tanto que en tan sólo un mes se ha pasado desde un virtual 0,5% a un 5% de posibles votos por lo que dicen algunas encuestas.

2 commenti

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *